“Presenté un proyecto de ley en la Legislatura del Pueblo de Río Negro que tiene como objetivo crear la Capacitación en Derechos Humanos para la Prevención de la Violencia Institucional, el Odio, el Racismo, la Discriminación y la Xenofobia para todas las personas que se desempeñan en la función pública, en todos los niveles y jerarquías del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, también de los Organismos Descentralizados y Empresas del
Estado Provincial”, explicó el legislador Pablo Barreno.
El parlamentario de origen sindical indicó que “para los argentinos, los derechos humanos son la piedra basal del contrato social que inauguramos en 1983. La revisión en clave de Memoria, Verdad y Justicia de lo sucedido durante la dictadura cívico-militar 1976-83 es solo una dimensión de ese consenso fundacional”.
“Los derechos humanos constituyen un eje transversal que delimita con claridad el comportamiento social compatible con los valores democráticos. Todos y todas abrevamos en ese acuerdo que está íntimamente ligado con nuestro estilo de vida, porque allí habitan los valores y conductas éticas esperables”, agregó.
“En el caso de aquellos que somos servidores públicos, esa responsabilidad asume un peso aún mayor: habitar y administrar los resortes estatales; y ejercer la representación de los ciudadanos/as son instancias que expresan el punto cúlmine de nuestra institucionalidad”.
“Por eso creo que es vital e insoslayable que cada persona que se desempeña en la función pública en todos los niveles, reciba esta capacitación. No necesariamente porque desconozcan los marcos normativos y/o conceptuales. Sino porque atravesamos una coyuntura donde las violencias retóricas y discursos de odio se han vuelto parte estable del paisaje simbólico de medios de comunicación y redes sociales.
Entiendo que, en este marco, la capacitación no sólo reforzaría, consolidaría o incorporaría fundamentos esenciales para nuestra práctica cotidiana; sino que, principalmente, funcionaría como espacio de reflexión y de reencuentro con nosotros mismos y con nuestra comunidad.
Para enriquecer esta iniciativa, que está inspirada en un proyecto similar que fue presentado recientemente en la Legislatura de Neuquén y que ya cuenta con estado parlamentario, enviamos invitaciones a todos los organismos de derechos humanos de la provincia de Río Negro: sus aportes son muy importantes para lograr un proyecto que esté la altura de la circunstancia”, concluyó Barreno.
- Publicidad -