El municipio de Viedma inició un plan integral de limpieza y saneamiento en el barrio Lavalle, con las miras puestas en extenderlo a los demás barrios de la localidad.
El objetivo es el de disponer del personal, los equipos y herramientas para centralizar la acción en lugares previamente establecidos, de modo de trasladar los recursos de forma conjunta.
El intendente Pedro Pesatti determinó que varias de las áreas del Municipio coordinen acciones unidas a fin de facilitar el orden y la limpieza, y se avance en la solución de inconvenientes coyunturales que los propios operativos vayan detectando.
Por este motivo, se inició el procedimiento conjunto de las áreas de Servicios Públicos y Protección Ciudadana, con la intervención de Tránsito y de Defensa Civil.
Se trata de la continuidad  del programa “Vamos a limpiar Viedma”, diseñado previamente a la pandemia de coronavirus, y que debió posponerse como consecuencia de la crisis sanitaria y la necesidad imperiosa de destinar los recursos del Gobierno a la contención del virus.


En esta oportunidad, el plan se relanza con la incorporación de más recursos humanos y varias máquinas viales que se sumaron al parque automotor municipal, adquiridas muchas de ellas durante la pandemia.
Al respecto, el subsecretario de Servicios Públicos Juan Ignacio Casadei, explicó que con la utilización de un camión con batea y dos camiones volcadores, además de una minicargadora y una pala, se avanzó en la limpieza de los montículos de basura donde se generan microbasurales.
Casadei detalló además que el área de Espacios Verdes efectúa trabajos de poda y desmalezamientos, mientras que una cuadrilla de Electricidad colocó reflectores en las plazas del barrio.
Además, se trabajó junto a la cooperativa “Mujeres que trabajan” en limpieza de los cordones cuneta de las calles de ripio.
Por otra parte, Tránsito de la Municipalidad realizó un relevamiento de las calles para ubicar autos abandonados, y avanzar en el retiro de la chatarra contaminante.
Por último, Defensa Civil dispuso también de un relevamiento a fin de verificar puntos críticos que signifiquen una intervención específica.
Los equipos municipales permanecerán en el barrio algunos días más, hasta culminar la tarea.

Casadei adelantó que el objetivo es realizar este operativo en dos barrios por semana.
- Publicidad -