La ex presidenta de la Cámara de Comercio de Viedma, Giselle Iaccarino, pasó de ser víctima a victimaria en cuestión de pocos meses. La empresaria “que le puso perfume de mujer” a la entidad de la calle Buenos Aires denunció a la ex titular de Seguridad e Higiene de Viedma Victoria Flores Nievas, por el robo de una notebook.
Dijo que la funcionaria municipal se llevó una notebook marca Asus con su cargador, documentación variada y la suma de 15 mil pesos, en una confitería de Viedma.
Se basó en una grabación en donde se la ve a Flores Nievas, pero en realidad ella agarró lo que encontró en el toilette de damas de Café Martrínez de Viedma y lo tomó  para devolvérselo a los encargados del local.
Ahora Iaccarino debe afrontar un proceso por el delito de injurias y calumnias. Además, se la acusa de haber realizado publicaciones por redes sociales y haber enviado información a los medios de comunicación acusando a Flores de hurto, procediendo a generar un perjuicio del honor de la víctima, hasta que fue sobreseída, el 12 de abril de 2021.
Como consecuencia de tales calumnias y escraches, Victoria Flores Nievas tuvo que ser sometida a tratamiento psicológico, además de abandonar Viedma para irse a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, luego de haber perdido el trabajo que mantenía como docente de Bromatología en el Instituto de Esencias de Viedma.
- Publicidad -