El llamado a licitación para la concesión del servicio de cámping en el balneario La Lobería quedó desierto, pues ninguna de las ofertas presentadas reunió los requisitos mínimos para la adjudicación.

La convocatoria había tenido la asistencia de dos propuestas cuyos oferentes no pudieron demostrar de manera fehaciente la capacidad empresarial, técnica, económica y financiera para su ejecución de acuerdo a los requerimientos de los pliegos licitatorios.

Mientras se resuelvan los próximos pasos administrativos para una nueva convocatoria, se garantizará la continuidad de la prestación del servicio.

 

- Publicidad -