Tras el anuncio del nuevo programa económico del Gobierno nacional, en el cual se incluyen el congelamiento del personal estatal y la continuidad incondicional del acuerdo con el FMI, el Secretario Adjunto de ATE Nacional, Rodolfo Aguiar, señaló que “ninguna de las nuevas medidas está orientada a mejorar el bolsillo de la gente” y apuntó: “No se necesita ser especialista para afirmar que a partir de hoy enfrentamos un nuevo ajuste”.

“Está claro que el Gobierno eligió responder a las exigencias de los grandes grupos empresarios. Se trata de un mensaje a medida de las necesidades del mercado que derriba las expectativas de la mayoría del pueblo”, evaluó el dirigente. En conferencia de prensa, la ministra de Economía, Silvina Batakis, confirmó que la nueva segmentación en los subsidios a las tarifas comenzará a regir a partir del viernes 15 de julio.

Aguiar consideró que “este anuncio prioriza exageradamente el acuerdo con el FMI, clausurando toda posibilidad de recuperar salarios y jubilaciones o de establecer un ingreso básico universal”. Entre otras medidas, también se comunicó la modificación al artículo 8 de la ley de Administración Financiera, por lo cual las cuotas presupuestarias mensuales que otorga la administración pública para asignar sus erogaciones se basarán en una nueva proyección de caja real.

Frente a esto, el adjunto estatal indicó: “Sorprende que se profundicen algunas medidas neoliberales adoptadas durante el macrismo, como el congelamiento de vacantes en el sector público. Esto nos aleja de la posibilidad de contar con un Estado fuerte y presente, que permita una salida de la crisis en favor de las mayorías populares”.

- Publicidad -