La Universidad Nacional del Comahue pondrá en funcionamiento uno de los data center más importantes de la provincia de Río Negro, a partir de la inaguración del nodo tecnológico del dispositivo de Educación Profesional del Comahue, que tendrá sede en la Escuela Superior de Ciencias del Mar (ESCIMAR), en San Antonio Oeste.

En la mañana del viernes llegó a la unidad académica gran parte del equipamiento tecnológico adquirido con fondos de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) y aporte de la propia Universidad.

Encabezó la recepción de los equipos el Rector de la Universidad Nacional del Comahue, licenciado Gustavo Crisafulli, el Secretario de Extensión Universitaria y Coordinador General del dispositivo de Educación Profesional bimodal del Comahue (EPC), Mg. Gustavo Ferreyra, el director de la ESCIMAR, Paul Osovnikar, y el director electo de la unidad académica, Matías Maggione, e integrantes del equipo de coordinación y técnico de la EPC.

La decisión de instalar el nodo tecnológico en San Antonio Oeste fue tomada el año pasado, por unanimidad, por el Consejo de Extensión, entendiendo que era una herramienta para hacer efectiva la regionalización, que es una de las principales características de la Universidad Nacional del Comahue, que tiene sus 17 unidades académicas distribuidas en 11 localidades de las dos provincias.

Fue una jornada histórica para la Universidad, que más allá del costo del equipamiento, que rondó los 30 millones de pesos, tendrá las herramientas para brindar una respuesta educativa a una franja de la población, que va de los 18 a los 25 años, que no estudia ni trabaja. Según las estadísticas oficiales, son más del 50% de los jóvenes en esta situación. El objetivo es brindar herramientas de empleabilidad, con formación cortas en oficios calificados.

Sin dudas el más emocionado con la llegada de los equipos, el más emocionado fue Mariano Soria, uno de los coordinadores técnicos de la EPC. Este trabajador nodocente, con experiencia laboral en empresas de punta de la provincia, confesó que no existe un data center con esta capacidad y tecnología instalado actualmente en la provincia y, que por lo general, las empresas importantes tercerizan el servicio de almacenamiento y gestión de datos. En cuanto a la puesta en marcha, estimó que demandará unos dos meses la adecuación de las instalaciones y otros dos meses la programación del nodo tecnológico.

En San Antonio Oeste se colocarán ocho servidores de última generación, que tendrán dos UPS de respaldo y cuatro generadores a gas, que garantizarán el funcionamiento ante fallas de la red eléctrica. También llegaron 8 PC completas para armar un laboratorio de informática.

- Publicidad -