El Gobierno de Viedma dispuso la activación del sistema sincronizado de semáforos en las avenidas 25 de Mayo y Caseros, y con ello, la realización de diversos operativos de tránsito con el objetivo de garantizar su correcto uso.
Para hacer efectiva la sincronización y la fluidez vehicular, se estableció la prohibición del giro a la izquierda en la totalidad de las intersecciones.
La dirección de Tránsito de la Municipalidad determinó algunos puntos críticos y mantiene activos diversos operativos.
Al respecto, el titular del área Jorge Vilca, indicó que “hay acciones propias de las costumbres, y que son necesarias cambiar para que el sistema funcione adecuadamente”.
Dijo además haber “recibido muy buenas apreciaciones y la evaluación general indica que la sincronización de los semáforos ha permitido mejorar la circulación y reducir el tiempo de tránsito dentro de la avenida”.
Vilca explicó que los operativos se centran en los puntos críticos detectados, ejemplo, en Pueyrredón y 25 de Mayo. Ese giro era tomado por muchos por tratarse de una calle que desembocaba en el puente Basilio Villarino.
Otro lugar es 25 de Mayo y Buenos Aires. Muchas personas giraban a la izquierda para tomar la calle céntrica, principalmente durante los paseos.
Tres más: en Caseros y Bernal, en 25 de Mayo y Periodistas Argentinos, y en 25 de Mayo y Sarmiento. En estas esquinas, estaba permitido el giro a la izquierda por la existencia del semáforo con triple frecuencia.
Vilca agregó que se dispuso de presencia de inspectores, para notificar a los transeúntes de las nuevas disposiciones.
También hay presencia de inspectores en las escuelas.
“Para que la onda verde funcione, hay que respetar la velocidad de circulación establecida en 40 kilómetros por hora, no detenerse en doble fila y no girar a la izquierda”, recordó el funcionario.

 

- Publicidad -