Jorge Andrés Tassara declaró este jueves en la denominada “Mega Causa del Quinto Cuerpo”, juicio oral que se sigue por los crímenes y tormentos cometidos en el áre de influencia de esa repartición militar en la última dictadura cívico militar.
Tassara es uno de los casos acaecidos en la Comarca y zona que son analizados en este juicio que tiene a 37 acusados en el banquillo.
Jorge estudió la carrera de Contador Público en la Universidad Nacional del Sur y se recibió en 1966.
Integró las filas de la Juventud Peronista y formó parte de la Regional VII conformada por las provincias patagónicas.
Fue director del Centro Regional Zona Atlántica de la Universidad Nacional del Comahue entre los años 1973 y 1974, hasta que la designación como interventor de la UNS y del Comahue del tristemente célebre Remus Tetu, llevó a varios decanos y directores a renunciar a sus cargos.
Jorge fue uno de ellos y dejó la dirección del CURZA el 31 de diciembre de 1974.
Comenzó a trabajar en la Secretaría de Planeamiento de la provincia de Río Negro, en Viedma, y allí se encontraba cuando el 2 de abril de 1976 fue secuestrado y llevado a la Comisaría 1°de la policía provincial. Allí permaneció detenido hasta el 7 de abril cuando fue trasladado en avión al Batallón de Comunicaciones 181 de Bahía Blanca donde fue alojado junto a centenares de detenidos y detenidas que se encontraban en una especie de gimnasio lleno de camas cuchetas.
Unos días después, el 23 de abril, fue trasladado a la Unidad Penal Nº 4 de Villa Floresta y en septiembre, junto a otros detenidos, fue trasladado en avión a la Unidad Penal Nº 9 de La Plata. Allí permaneció hasta el 4 o 5 de enero de 1979. Luego, fue llevado a la Comisaría 5° de La Plata y, unos días después, a Coordinación Federal en la ciudad de Buenos Aires.
El 19 de enero de 1979, Jorge fue llevado a Ezeiza y pudo dejar el país junto a su compañera de aquellos días, se instalaron en Roma y luego en Yésolo, en Italia.
El 14 de marzo de 1984, volvió a la Argentina y se instaló, nuevamente, en la ciudad de Viedma.
Este jueves pudo de su detención, las torturas y el obligado exilio.
- Publicidad -