Horacio Pierucci, alias “el infiltrado” en el Frente de Todos ya que luego de ser funcionario del cambiemista Tortoriello en Cipolletti recaló a la Delegación Río Negro del ENACOM, renunció a su cargo en el organismo.

El ente que vela por la soberanía en radiofrecuencias  y Tele  Comunicaciones se queda sin representante en Río Negro y queda “al garete” ya que la sede central en Viedma está a punto de ser desalojada por el no pago de los alquileres del inmueble.

La vergonzante situación para un gobierno “nacional y popular” se ahonda aún más ya que las y los empleados están cansados de soportar las desaprensivas actitudes del representante de UPCN Nación en la región, Wilson Rodríguez, quien usaría las instalaciones como si fuesen su casa y hasta cocina y fríe alimentos en la cocina del lugar en pleno horario laboral.

El Frente de Todos rionegrino en general y el peronismo de la provincia en particular tienen una nueva oportunidad de designar adecuada y políticamente y evitar arribistas disfrazados de empleados de carrera como ha ocurrido en otros estamentos claves, dejando en orfandad absoluta los intereses políticos de Alberto Fernández y Cristina Kirchner en la región.

Se sabe que el ENACOM es área de Sergio Massa y es posible entonces que legisladores como Albrieu y Rochás logren colocar a alguno de sus “ahijados” en el cargo que deja Pierucci.

Como este medio lo anticipó en su momento al conocerse la designación de Pierucci, esa gestión tenía el destino del vuelo de la perdiz.

Pierucci no sólo no tiene idea de los alcances y atribuciones propias del ENACOM, sino que además está políticamente en las antípodas del actual gobierno nacional.

La profesía de EL TENDAL indefectiblemente se cumplió.

 

- Publicidad -