(Por Museo Emma Nozzi) El 20 de abril de 1922 quedó oficialmente inaugurado el ramal Bahía Blanca-Patagones. Los cambios serían rotundos.

En la memoria del trabajador ferroviario Jorge Pardal:

“Me hice ferroviario en 1949 y entré al galpón de máquinas…se reparaban las de pasajeros y de carga…cuando empecé éramos como doscientos empleados…gente de tráfico acomodaba las formaciones, los auxiliares, jefes, los que recibían y despachaban encomiendas…era mucho movimiento”.
“En el taller por turno éramos diez a doce personas y eran cuatro turnos. Las máquinas llegaban y tenías una lista para cambiarla y continuara hasta San Antonio Oeste…hubo ocasión de haber doce máquinas para revisar y reparar…sacar los bulones de la caldera, varillas…antes andaban a carbón pero cuando llegué ya se habían reformado para que anduvieran a petróleo”.
“En el Aeroclub se formaba una laguna, mucha agua…que un tanque se rebalsaba, las calderas que se lavaban…zanjas que iban para la laguna…se llenaba de patos”.
- Publicidad -