Silvina García Larraburu, senadora nacional por Río Negro, se comunicó con el Canciller Santiago Cafiero a fin de solicitarle que arbitre las medidas necesarias con la República de Chile para la apertura definitiva del paso fronterizo Cardenal Samoré.

Explicó: “Actualmente sólo se encuentra permitido el tránsito de cargas; y si bien nuestro país ya habilitó el cruce de personas, Chile no operó en el mismo sentido y continúan las trabas impuestas por el COVID-19″.

“Esta disposición afecta el normal desenvolvimiento de una región con estrechos lazos económicos, culturales y sociales. Por un lado, es una situación muy angustiante para las familias binacionales que deben atravesar una serie de peripecias burocráticas que se dilatan en el tiempo; y por el otro, el turismo se encuentra paralizado, siendo esta actividad uno de los motores del crecimiento en el último año”; argumentó.

Concluyó: “ La nueva administración en el vecino país, representa una oportunidad para mejorar la coordinación política y sanitaria, a fin de restablecer la histórica vinculación en la región patagónica”.

- Publicidad -