La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma y la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) se movilizaron en el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, alzando la voz para señalar que “la deuda es con nosotras no con el FMI”.

Así, con marchas y actividades en todo el territorio, la central obrera junto a los sindicatos y organizaciones que la integran exigió entre otros puntos que se ponga freno a la violencia laboral y demandó el cumplimiento del convenio 190 de la OIT, así como el cumplimiento de la Educación Sexual Integral (ESI) en todas las escuelas. También reivindicó la necesidad del reconocimiento y la remuneración de las promotoras barriales y exigió el acceso a la capacitación gratuita de la Ley Micaela en todos los poderes del Estado, entre otros puntos como la demanda de igual salario por igual trabajo.

“Ante la violencia machista que nos mata seguimos demandando emergencia nacional y provincial en violencia contra las mujeres”, dijo Edit Rajneri, secretaria de genero de la CTA Autónoma.

Así, esta tarde hubo amplias actividades en puntos neurálgicos del territorio rionegrino, alzando una vez más la voz contra todo tipo de violencia.

“Hoy nuevamente nos toca salir a luchar por aquellas que ya no están, qué fueron asesinadas, quemadas, violadas, por las que hoy no aparecen decimos basta. Basta de jueces corruptos que solo sentencian para unos pocos. No queremos más Karen Álvarez, no queremos más Carolina Rivero, no queremos más nueve mujeres trans muertas, asesinadas, como en el 2021”, manifestó Fernanda Agostina, delegada de ATE en el Municipio de Viedma y representante de la secretaría de género de la CTA Viedma. “No queremos más mujeres muertas y que los asesinos estén libres. Por eso decimos: basta de violencia física, violencia mediática hacia las mujeres, mujeres trans y disidencias. Libres y vivas nos queremos”, completó la dirigente.


- Publicidad -