La Fiesta patria maragata vuelve a ser un éxito rotundo y, más allá de denominaciones y lugares, se comprueba la fuerte vinculación de la fecha en el aservo popular.

Desde el pasado jueves y hasta el lunes inclusive el paseo organizado en el predio ferroviario es el punto de encuentro “de nobles y villanos que bailan y se dan la mano”

Los escenarios son un carrousel de cantantes locales y regionales que junto a los aclamados van de punta a punta de una geografía llena de ofertas en gastronomía y vestimeta.

Mientras, el Museo Emma Nozzi muestra con su enorme recurso humano el valor incontrastable de los sucesos de Marzo de 1827, la única batalla ganada por la soberanía nacional en el continente desde que la Argentina se constituye como Nación

Nadie parece detenerse en si se cumplen ciertos mandatos culturales o folklóricos porque, como escribió el poeta chawueño, “todos quieren ser primeros en saber la hora del pago mietras tejen ilusiones y hacen planes pa gastarlo”

- Publicidad -