En reunión con el ministro de Salud rionegrino, Fabian Zgaib, y luego de analizar el escenario epidemiológico actual, las características particulares de la tercera ola de la pandemia y las nuevas disposiciones anunciadas por Nación, que anulan el aislamiento obligatorio a quienes siendo contacto estrecho de coronavirus son asintomáticos y están vacunados con esquema completo, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) acordó mantener contactos semanales para monitorear el impacto de la pandemia y la situación en las distintas dependencias públicas.

También, y considerando  que la provincia ya decidió adherir a las nuevas recomendaciones de aislamiento para el sector privado, las partes consensuaron que en el caso del sector público, las mismas tendrán un monitoreo permanente en todos los ministerios, que estará a cargo de la cartera sanitaria, conjuntamente con los delegados sindicales de sector y la participación de los responsables de las oficinas de recursos humanos de todos los ministerios.

“Para garantizar ese Estado presente que todos reclaman en esta etapa difícil que le toca vivir al país, resuelta fundamental que en el sector público cualquier cambio de protocolo sea consensuado. El monitoreo constante nos permitirá resolver las situaciones complejas que puedan surgir en esta tercera ola de la pandemia que impacta en todas las áreas. La administración pública podrá funcionar plenamente, solo si se involucran todos los actores”, señaló Rodrigo Vicente, secretario general de ATE Río Negro, presente en la reunión junto a Leticia Lapalma, secretaria adjunta de ATE Río Negro.

Por último, desde la entidad gremial se reafirmó que toda adaptación de protocolos debe ser mediante consenso con los trabajadores, porque son sobre quienes impactan las medidas, y además, garantizar la seguridad, los derechos laborales de todos los estatales y la asistencia sanitaria de toda la población.

(FUENTE:Prensa ATE)
- Publicidad -