Pronto a iniciarse el tiempo de cosecha, la cebolla genera fuertes expectativas en el IDEVI, producción bajo riego que se constituye como pool productivo en la materia para el país ante la pérdida de capacidad de CORFO en el sur bonaerense

“La cebolla vino al IDEVI para quedarse. Lo que aquí genera es un mundo aparte. No lo dimensionamos”, afirma Sergio Otermín, pequeño productor y representante de los productores en el Consejo de Administración del IDEVI

“Las cuentas dan cifras enormes: el kilo de semilla vale entre 5 a 8 mil pesos; necesitas de 5 a 8 kilos por hectárea que multiplicado por 3.500 hectáreas te da sólo 140 millones en semilla que se van de Viedma porque no se permite tener semillero propio”, explicó

Según el colono en EL TENDAL RADIO por FM Signos “el 30 por ciento de los que hacen cebolla en IDEVI son megaproductores, el otro 70 por ciento somos tipos como yo”

Volviendo al dinero que mueve la producción cebollera enumeró que “a ello hay que sumar fósforo y urea fortalecen la planta, unos 450 kilos por hectárea. Son otros 300 millones que también se van de Viedma”.

“La cebolla hace girar la economía y la producción aquí es perfecta; pero la comercialización que tenemos es pésima”, afirmó en el 90.9 de la emisora viedmense.

Otermín asegura que “este año las expectativas son buenas porque Brasil tiene ciertos problemas con las inundaciones y eso hará que falte cebolla en zonas importrantes de nuestro principal comprador”.

“Hoy la expectativa son 300 pesos la bolsa en la parva, que es un muy buen precio porque el comprador se encarga de separar, embalar (embolsar) y cargar”, explicó Otermín

Estimó que “en IDEVI el promedio de rinde es de 1500/2000 bolsas por hectárea aunque hay rindes de 4000 bolsas por hectárea”.

El riego

En un extenso e interesante dialogo en la emisora capitalina, Otermín indicó que “el agua para regar no alcanza porque el canal principal no transporta los litros que debe llevar porque no tiene mantenimiento”

Sobre este tema contó que los productores en el Consejo de Administración del Instituto “dijimos en octubre basta porque solo prosperan las agendas gerenciales y no la de los productores”

Al respecto, el produtor que hace 50 años estçá radicado en una chacra en el IDEVI acusó que “el gerente maneja todo”.

“Hay privilegiados en el manejo de agua. Se dice en la oficina del gerente cuánto va para cada uno. Pero los 40 megaproductores se llevan el 65 % del agua. Ellos tienen  guillotinas no compuertas y así usan 300/400 litros cúbicos por segundo”, relató al tiempo que aseguró que esos productores “de renombre” no pagan “el derecho de uso como el resto de los colonos”

Duros conceptos 

“El IDEVI necesita parar, barajar y dar de nuevo pero no podes hacerlo con un Presidente que es director de Teatro y un gerente que fue parte del desguace del Instituto con los radicales en los peores años del organismo”, denunció

Para Otermín “se trabaja con diagnóstico equivocado y con gente del alto valle que no quiere que IDEVI prospere. No se bancan que la fortaleza nuestra es ser un valle diversificado”

“Si no respetamos las instituciones de qué democracia estamos hablando. Acá no funciona la cosa. Parece que si no te bajas de una camioneta último modelo no sabes nada y yo ando todo sucio y en un vehiculo viejo”, ironizó

Para el colono, que el mismo partido gobierne Viedma y la provincia “es la oportunidad de llevar el IDEVI hacía algún lado”

“Somos 564 regantes, hay 100 agroinversores de los cuales son 40 megaproductores y hay 400 que son funcionarios, profesionales o empleados que se compraron una casa con 25 hectáreas de patio y después somos 64 que realmente nos pelamos el lomo”, graficó Otermín

Los pequeños productores de la agricultura familiar “molestamos todos los días; si nos pueden pasar una motoniveladora por arriba para los funcionarios sería mejor”

“La situación en el Concejo de Administración se merece gente idónea” porque “tenemos la obligación de pensar el IDEVI de los próximos 30 años”

Otermín concluyó con que “la agricultura familiar hemos demostrado cierta madurez y no vamos a abandonar la lucha. A mi me viene de mi abuelo qu se lo enseñó a mi padre; mi padre que me lo trasmitió a mi y mi hijo que con 16 años ya eligió pelearla en la chacra”

- Publicidad -