El Interbloque del Frente de Todos respalda a nuestra compañera, la concejala Mariel Cinirella, ante las exigencias recibidas de abandonar su despacho de manera inmediata y con ultimátum público.
Es llamativo que esta imposición pretenda hacerse ahora, cuando el bloque del Frente Renovador existe desde hace años en las mismas condiciones. El despacho mencionado fue ocupado por el concejal mandato cumplido Ricardo Marino hasta hace una semana y nunca recibió una imposición, ni de abandonar su lugar ni respecto del puesto de trabajo de las empleadas legislativas.
Asimismo es de destacar que la situación de Mariel es la misma que la del Concejal del Bloque Avanzar, Honcharuk: ambos son reconocidos por la junta electoral como integrantes de la lista del Frente de Todos.
Esta situación no solo es una decisión arbitraria en contra del espacio del Frente Renovador conducido a nivel Nacional por Sergio Massa, es evidente que en condiciones similares (concejales con bloque unipersonal que disponen de despacho), solo se han establecido exigencias a una mujer, que además ocupa por primera vez una banca, lo que constituye una clara discriminación de género.

“Esto es algo que el Concejo Deliberante como institución no se puede permitir”, señalaron

FUENTE : INTERBLOQUE CONCEJALES FRENTE DE TODOS PATAGONES.

- Publicidad -