(VIEDMA).- La Casa de la Línea Sur es un ejemplo de solidaridad que durante la pandemia hospedó de forma gratuita a más de 1300 rionegrinos y rionegrinas de distintas localidades y Comisiones de Fomento de la Región Sur. La casa hogar funciona a través de guardias rotativas, brindando contención y talleres a las familias que asisten.

“A pesar de los desafíos que nos planteó la pandemia de COVID-19, pudimos avanzar en todo lo referido al mantenimiento y mejoras en el edificio. Además, recibimos subsidios, que nos ayudaron a seguir con nuestro servicio de hospedaje gratuito a las familias que más lo necesitan”, explicó la Coordinadora de la Casa de la Línea Sur, Susana Acuña.
Durante el año 2021, también en periodo de pandemia, la casa mantuvo sus puertas abiertas, pero trabajando con el método de “burbujas”. Durante agosto, septiembre y octubre, ya con un poco de alivio de contagios de COVID-19 y habiendo sido vacunado todo el personal con 1° y 2° dosis, las autoridades gubernamentales autorizaron a abrir las instalaciones al público.
De esta forma, se pudo dar inicio a los talleres que se brindan año tras año en la institución. Por cuestiones de tiempo y protocolo, solo se brindó el taller de Electricidad. “También tuvimos un taller de costura para todas y todos los empleados de la Casa. Con eso pudimos preparar cortinas, sábanas, toallones, cosas que se renuevan todos los años con materiales que aporta el Ministerio de Gobierno y Comunidad”, agregó Acuña.
Hasta el 31 de octubre de 2021, ingresaron 1376 personas a la Casa, siendo mayo el mes de mayor concurrencia, con 212 ingresos. Las guardias se mantienen las 24 horas, los 365 días del año porque hay muchas personas que acuden con diversas necesidades.

- Publicidad -