Vecinos que viven en cercanías del autódromo de Viedma manifestaron su malestar ante la virtual desaparición de una calle que sólo les genera molestias e inconvenientes.
A raíz de la fecha de Turismo Carretera que se desarrollará el próximo fin de semana, una de las calles que rodean el circuito fue obstruida con un enorme montículo de tierra y escombros que evita la circulación.
Seguramente tiene que ver con cuestiones de venta de entradas y aspectos recaudatorios.
Las familias deben dar una enorme vuelta para salir o acceder de los lugares necesarios aún muchos dias antes que se dispute una prueba que dura solo tres horas.
El TC debe generarle alegrías y dividendos a la gente, no problemas.
(FUENTE: Alejandro Asarof de Delitometro y ComarcaHoy)

- Publicidad -