Una madre responsabilizó directamente a los efectivos de la Comisaría 30 que se desempeñan desde las 18 horas del lunes 11 en adelante, ya que luego de ser detenidos sus dos hijos tiene serias sospechas de golpes y malos tratos contra los jóvenes.
Según se desprende de su testimonio, los jóvenes estaban disfrutando de la tarde del feriado en la placita entre el predio de la rural y la avendida Leloir cuando fueron “invitados” por efectivos policiales de calle “a retirarse” de ese lugar.
Al pasar frente a una despensa ubicada en la colectora del Barrio Guido a la altura de la Escalera 15 fueron violentamente detenidos (foto) por un grupo de efectivos, acusados de haber intentado robar ese comercio.
Para la mujer “es grave lo que pasa. No me dejan hacer denuncia en ninguna Comisaría porque dicen que corresponde a la 30 y cuando voy a la 30 me amenazan con detenerme a mi también”
En diálogo con este medio, la progenitora explicó que “también quise hacer la denuncia en Fiscalía pero me dicen que por el feriado no hay nadie”
(NdR: las fiscalías deben funcionar feriado o no y no se le puede negar la denuncia)

La propietaria del comercio no quiso identificar a los jóvenes como los responsables del hecho cuando fue consultada por la familiar de los detenidos, aunque pasadas unas horas habría sido trasladada en un móvil policial a la Comisaría para realizar la correspondiente denuncia.
Testigos habrían confirmado desde adentro de la Unidad, según los dichos de la desesperada madre, una feroz golpiza contra los jóvenes que esperemos sea sólo una falsa presunción.
“Nadie me dice nada ni se hace cargo de lo que pasa con mis hijos”, señaló a El Tendal.

- Publicidad -