La sucursal Viedma del Banco Hipotecario no cuenta con ramplas de acceso para personas vcon discapacidad motriz, en un claro ejemplo de falta de empatía y compromiso con la sociedad.
La simple visualización de las imágenes que acompañan esta nota debería alcanzar para que la Defensoría del Pueblo, Consejo local del Discapacitado y cualquier otra autoridad, reclamen institucionalmente ante la aberración.
Aunque el propio Banco debería subsanar sin más trámite semejante atropello.

- Publicidad -