La enorme obra social y comunitaria de la Fundación “Te doy una mano” continúa a favor de la comunidad del Valle Inferior.
Se desarrolla el taller de albañilería, tanto para mujeres como para hombres, dando una oportunidad laboral a quienes los necesitan.

El taller destinado a las mujeres sorprendió porque los testimonios de las jóvenes quieren aprender para poder terminar su hogar dado que casi no se puede contratar la mano de obra en barrios vulnerables.
La situación es difícil y ello se nota ya que se acercaron más familias al comedor estos últimos meses . Además desde la Fundación se está impulsando “Huertas Urbanas Agroecológicas”, para ayudar a paliar la crisis .

“Desde la Fundación brindamos el asesoramiento y ya tenemos más de 36 de familias que emprenden en la huerta agroecologica ya que es un sustento diario y permite comer sano y ahorrar dinero”, indicó Paulo Heiser, titular de la entidad.

“Esta semana vamos hacer la entrega de un kit de semillas para ir directo a la siembra”, aagregó.
Mientras tanto, desde el área deporte comunitario y con dos profesores de Educación Física se realiza la actividad deportiva todos los martes de 17.30; 18.30 con respecto al deporte comunitario y saludable y los lunes y miércoles de 19.30 a 21.30 se practica voley y Newcom recreativo para adultos mayores. También están las actividades de Ajedrez, con clínicas en la linea sur rionegrina.
En tanto, los equipos de Newcom estarán en un torneo en El Cóndor en los próximos días y participarán de otro en Choele Choel.

En el área de seguridad alimentaria de la Fundación Te doy una Mano se le dio trabajo a un joven que posee una discapacidad y que emprende ventas de plantas que se arman en la huerta agroecológica comunitaria de 80 metros cuadrados y participan varios jóvenes discapacitados
Es muy importante el armado del banco de alimentos para celiacos, ya que el precio de los alimentos para estás familias es imposible de comprar.

“También damos apoyo escolar primaria para reforzar los contenidos educativos, los días martes y viernes de 15.30 a 17.30. En el taller de oficio corte y confección llegan vecinos a aprender un oficio y poder arreglar sus prendas para ahorrar un dinero y el área de seguridad alimentaria de la Fundacion brinda refuerzo alimentario y viandas a un centenar de familias y más de 300 niños”, concluyó Heiser.

- Publicidad -