Una actividad del gobierno nacional en la capital rionegrina expuso descarnadamente el flagelo de la desocupación que sufren los jóvenes en la región.
La Agencia Móvil del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social funcionó en la manzana de Alvaro Barros y Juan Manuel de Rozas, en inmediaciones del gimnasio municipal de Deportes y el Cementerio local, para inscribir a personas jóvenes en búsqueda de un trabajo.
El propio delegado de esa cartera federal en Viedma , Fernando Fuentes, señaló que fue “una excelente jornada. Alrededor de 1500 jóvenes detrás de un sueño, una esperanza”
“Hay futuro”, remató el funcionario.
De la actividad participaron concejales y agrupaciones internas del Frente de Todos, y funcionarios políticos del PAMI, la Anses y de otras reparticiones públicas de la Nación en Viedma.
Cuando se presentó en febrero pasado este programa a nivel nacional, el titular de la cartera laboral, Morroni, indicó que “este programa es una herramienta más de lo que el gobierno quiere hacer, que es poner el Estado y el gobierno al servicio de la gente. Y para hacer eso tenemos que estar cerca de la gente, para que no tengan que viajar lejos y venir hacia nosotros, sino que nosotros vayamos a buscarla para ayudarle”.
1.500 jóvenes representan un alto índice de desocupación en esa franja etaria en la ciudad y lo realizado fue un registro que expone aún más la dura estadística.

- Publicidad -