Oscar Meylán, integrante de la asociación de Familiares y Víctimas del Terrorismo de Estado de la Comarca Patagones-Viedma, compartió la experiencia de recorrer nuevamente el predio donde funcionó “La Escuelita”, el tristemente célebre Centro Clandestino de Detención y Torturas que funcionó en el Quinto Cuerpo de Ejército de Bahía Blanca.
“Aunque es la tercera vez que recorro el lugar donde estuvimos, siempre te movilizan cosas muy profundas”, aseguró en EL TENDAL por FM Signos de Viedma.
Meylán, quien el pasado lunes recorrió el lugar junto a otros sobrevivientes, familiares de desaparecidos, autoridades judiciales e integrantes de entidades de Derechos Humanos, generó una empática emoción en la audiencia que rápidamente se expresó a partir de la entrevista radial.
“La visita se origina en la posibilidad de actuar en sitios e la Memoria de un grupo de antropólogos que buscarán resabios y testimonio material de lo ocurrido”, explicó a la vez que ejemplificó que “en algún lugar se encontró una pelotita de ping-pong y en ese Centro Clandestino hubo sobrevivientes que recordaban que alguien jugaba al ping-pong cerca de donde estaban secuestrados”.
“Es preocupante que el lugar está lleno de yuyos y muy mal cuidado y ello debe ser un Sitio de Memoria que siempre esté visible y respetado”, aseveró.

“Yo estuve también en el Club Atlético donde estuvo detenido mi hermano Julio, aún desaparecido, y recuero haber leído en una pared la leyenda “ayudame Dios mío”. Esa misma frase la leí después recorriendo “La Capuchita” en la ESMA y es muy fuerte”, aseguró Meylán.
El referente recordó también que “el 22 de agosto de 1977, fecha emblemática, la eligieron para trasladarnos desde Bahía Blanca en avión a Trelew. Nos llevaron esposados, encapuchados y encadenados con grilletes al piso del avión. Todos creímos que era un vuelo de la muerte. Lo macabro fue que, en Trelew, abrieron la escotilla y nos empujaban a la pista sin escalera”.
En la búsqueda de la Verdad, para no perder nunca la Memoria y que se haga Justicia, Meylán afirmó que “el próximo juicio a iniciarse en bahía Blanca con 40 nuevos imputados, muchos de los cuales nunca fueron llevados antes a juicio, puede darse que debamos volver a declarar”.
Este nuevo juicio incluye casos de hechos registrados en Patagones y Viedma como el secuestro y detención clandestina de Bari y Fernández en Patagones, lo ocurrido con Tassara y el caso del canal de cable Televiedma.

- Publicidad -