Otra vez los vecinos del barrio José María Guido de Viedma se comunican con los medios de prensa para exponer la grave sitruación ambiental, sanitaria e higiénica que se vive en muchos sectores de dicha urbanización

Las aguas servidas, el olor nauseabundo entre pis y caca de cloacas que se desbordan, aseguran que resulta insoportable.
Así lo manifestó Cecilia, una vecina, en los micrófonos de EL TENDAL RADIO por FM Signos de Viedma.

Este jueves una madre que salió a las 7.30 para acompañar a su niño a la Escuela debió regresar a su hogar porque su hijo cayó en una de las lagunas al no poder sortear el espejo viscoso y de fuertes olores.

Los teléfonos de la empresa estatal responsable de cuidar el sistema cloacal en pueblo y ciudades rionegrinos sigue sin responderle a los habitantes de la populosa barriada viedmense, mientras crece la desesperación y la preocupación.

- Publicidad -