Cinco ejemplares adultos de ballenas y dos cachorros brindaron en la tarde del miércoles una verdadera danza de la naturaleza en Bahía Creek, paradisíaca playa ubicada a 95 kilómeros de Viedma sobre el litoral atlántico.
Los cetáceos pudieron ser vistos con total claridad gracias al viento norte predominante, lo que genera en ese sector de la costa pocas olas y un mar prácticamente planchado.
En marea alta se los pudo apreciar cercanos a la costa, y con el retiro de la marea un pocos más alejados y fue necesario contar con binoculares.
El hecho fue confirmado a El Tendal por el ex guardafauna y especialista, Edgardo Intrieri
El avistaje de orcas y ballenas en la costa atlántica cercana a Viedma es habitual en ésta época del año, iniciandose desde finales de junio y suele extenderse hasta los primeros días de octubre.

- Publicidad -