Tal lo anticipado por este medio, la provincia de Río Negro emitió la declaración de la emergencia hídrica en pos de extremar el cuidado del agua y estrategias de riego, de modo de optimizar el recurso en tiempos de sequía.
«Por la seguidilla de temporadas de sequías, estamos atravesando este año el segundo año más seco de los últimos diez. Estamos en un problema, en un desafío muy importante”, indicó Arabela Carreras ante los medios en la ciudad de Bariloche.
«Es por ello que se declara la emergencia hídrica y se generarán acciones de cuidado del agua. Se estudiarán las estrategias que vamos a llevar adelante fundamentalmente de cara al riego en el Alto Valle; y también en vista a la provisión de agua de las ciudades», explicó la gobernadora.
Dijo que “estas situaciones extremas también se manifiestan con la caída de piedra en El Valle y esto afecta a las estrategias que deben llevarse adelante para proteger los cultivos y la fruta. Por eso estamos acompañando la inversión de los productores para tener mallas antigranizo, por ejemplo».
Y agregó que “la complejidad del escenario climático hace que tengamos que tener previsiones en relación a la obra pública; con la provisión de agua; el riego; las mallas. Todas acciones que están siendo abordadas multidisciplinariamente con los distintos ministerios”.
Consultada si la sequía podía generar problemas energéticos, afirm´´o que “por ahora no tanto, el riesgo no está por allí”.

- Publicidad -