La Defensora del Pueblo del Municipio de Viedma, Nora Aurora Cader, manifestó su repudio ante hechos de vandalismo antisemita. Fueron realizados en la fachada de una vivienda de la calle Garrone; a escasos metros de la Delegación Viedma de la Dirección Nacional de Migraciones.
No es la primera vez que ocurren estos episodios, anteriormente se denunciaron pintadas neonazis en diferentes puntos de la ciudad. Además de la distribución callejera de panfletos que aludían al nazismo y apuntaban a distintos sectores de la vida social y política de la ciudad.
«No debemos tolerar ni naturalizar este tipo de hechos, ya que atentan contra el principio fundamental de los Derechos Humanos, que es la igualdad. El neonazismo es una de las manifestaciones más nefastas, ya que ensalza a un régimen que asesinó y persiguió a seis millones de personas judías y de personas de otros colectivos; entre ellos, personas con discapacidad, opositores políticos y personas del colectivo LGBTI.
«Quiero expresar mi preocupación y repudio ante estas expresiones de odio que perpetúan una ideología discriminatoria y violenta. Espero que las autoridades policiales y judiciales investiguen; y esclarezcan este y otros hechos similares para que no queden impunes», cerró Cader.

Bloque de JSRN

Las 50 millones de víctimas del nazismo dan cuenta de la magnitud de una tragedia que atraviesa la condición humana y cuyo relieve se mide en la actualidad en las decisiones éticas que tomamos a diario.
Frente al otro, cualquiera sea ese otro, solo es posible el respeto.
No sólo condenamos los hechos en sí mismos, sino que nos convocamos a no ser indiferentes.
Una cruz esvástica en las inmediaciones de la Oficina viedmense de la Dirección Nacional de Migraciones no es una pintada más, es una convocatoria al odio.
“Desde el Bloque de Legisladores de JSRN alzamos nuestra voz como representantes de la ciudadanía para condenar enfáticamente estas prácticas y en el mismo sentido convocamos a reflexionar sobre la obligación de imponernos, a diario, todos y cada uno de nosotros, el ejercicio de respeto en nuestra mirada hacia el otro como única opción ética”, señalaron.

- Publicidad -