“El 9 de julio es, entre las fechas patrias, la más importante de todas porque escapa a la efeméride propiamente dicha y se transforma en algo permanente, de todos los días”, dijo el intendente de Viedma, Pedro Pesatti, en el acto por el Día de la Independencia.
El jefe comunal presidió en la capital rionegrina sendos actos que recordaron la gesta de 1816.
Primero, en el muelle de lanchas de Costanera y 25 de mayo, se izó el pabellón nacional y se entonaron los himnos nacional y a Río Negro.
En la oportunidad,una Guardia de prefectura naval, con atuenbdos típicos de los comienzos de la fuerza, custodiaron el mástil que contó además con abanderados y escoltas prefecturianos, de la Policía Federal, la Policía rionegrina, la propia municipalidad de Viedma y de las colectividades vasca, alemana, austríaca y suiza.
La segunda parte del acto se desarrolló en la Plaza Almirante Brown, del barrio Las Flores, donde se entronizó una estatua del primer marino argentino.
Allí el intendente Pesatti indicó que “es esta una nueva oportunidad para poner en valor un espacio comunictario queDios quiera el año venidero nos encuentre ya con la Pandemia superada”
“Vinimos hoy a colocar este busto de Brown en el lugar más acorde ya que estaba arrumbado enun rincón del Centro Cultural”, explicó.
El municipio acordó con la Junta Vecinal del Barrio Las Flores y el Club Deportivo Almirante Brown el cuidado, preservación y mantenimiento de la esfigie.

- Publicidad -