Uno de los abogados defensores de los condenados en Viedma por usurpación de terrenos, sugirió públicamente que la jueza Zágari (actuante en el conflicto), se apuró a condenar ya que con su familia posee terrenos en la zona lindante al conflicto.
El Colegio de Jueces y Magistrados salió a defender a su par señalando que “el abogado defensor de los imputados recientemente cuestionó públicamente a la jueza Zagari, sosteniendo que no debió intervenir en la causa porque supuestamente es propietaria -conjuntamente con su familia- de terrenos cercanos al lugar del delito. Sostener y convalidar este tipo de argumento llevaría al absurdo de que ningún juez/a podría juzgar ningún conflicto jurídico”.
Indicaron que “los jueces y juezas son, al igual que el resto de los ciudadanos, titulares de bienes jurídicos protegidos por la ley, se divorcian, conducen automóviles, son propietarios, son madres y padres, etc y de aceptar el criterio que expone el defensor estarían vedados para juzgar en todos los casos que llegan a juicio”.
“Justamente por ello la ley sólo admite en excepcionalísimos supuestos el apartamiento de los jueces/as de las causas que les asignan, y esos casos tienen que ver con la existencia de un interés directo en el conflicto que se resuelve, cuestión que en el presente, y por las propias manifestaciones referidas no se verifica en absoluto”, aclararon los colegas de Zágari.
El colegiado concluyó con que se “llama a la reflexión para distinguir argumentos razonables de los que no lo son, y a hacer un esfuerzo para mejorar la calidad de la conversación pública y contribuir a la paz social”.

- Publicidad -