Inicio Actualidad Memorias A 200 años del fallecimiento del mejor de todos

A 200 años del fallecimiento del mejor de todos

Escribió en sus memorias el Capitán General Joaquín de la Pezuela, Marqués de Viluma y 39° Virrey del Perú: “Habiendo derrotado al general Rondeau en Sipe Sipe nos dirigimos hacia el sur pensando que sería una tarea fácil terminar de someter a todo el territorio pues el grueso del ejército enemigo había quedado desarticulado. No fue así. Muy ufanos, mis generales que habían vencido a las tropas napoleónicas marcharon convencidos de una pronta victoria que no fue tal de ninguna manera. Las pocas huestes de Güemes, sin demasiada o nula instrucción militar, armados con lanzas que llaman chuzas y piedras enlazadas con cuero que llaman boleadoras les bastaron para vencer a nuestros ejércitos reales que llegaron de refuerzo desde España y superaban en número de entre 30 y 40 veces a esos centauros. Jamás en mi vida militar ví algo igual. La desazón fue muy grande al ver el campo de batalla sembrado de los uniformes rojos de nuestros soldados realistas que nada podían hacer contra la velocidad, fiereza y gallardía de esos fantasmas que aparecían y desaparecían de un modo inexplicable. Nunca más pudimos avanzar hacia Tucumán, Córdoba ni Buenos Ayres (sic) debido a los triunfos de Belgrano en 1812 y 1813 en Tucumán y Salta, y luego a la furia incontrolable e indescriptible de Güemes. En mi retiro de Madrid y cerca del final de mis días vayan mis respetos a esos americanos que casi sin armas ni pertrechos ni tropa suficiente vencieron a uno de los mejores ejércitos de la tierra….”  Este es nuestro “¡sí, se puede!”,
A chuza y boleadora, sin metáforas. Así se ganó esa guerra.