En el último acta refrendado en la Mesa de la Función Pública en el mes de mayo quedó estipulado que el pago de la indumentaria se liquidaría en dos cuotas: la primera, de $4.000, con los haberes de mayo y la segunda, de $3.800, con los haberes de julio y a día de hoy, son muy pocos los trabajadores y trabajadoras que recibieron esa primera cuota.
“Desde la UPCN solicitamos se acredite a todos los agentes públicos de manera inmediata lo estipulado en el acta.
Considerando la delicada situación económica por la que atraviesan una gran mayoría de compañeros y compañeras, el monto percibido en concepto de ‘indumentaria’ se usa para solventar gastos básicos familiares, generalmente de alimentación. Teniendo en cuenta que la inflación de enero a mayo trepó hasta el 21% y los salarios apenas un 13% y sumado al acumulado de recortes que viene desde hace tres años, solicitamos que, también de acuerdo a lo estipulado en acta, el gobierno convoque a la Mesa de la Función Pública para analizar el tema salarial e ir acercando propuestas de recuperación”, indicaron desde UPCN Río Negro.

- Publicidad -