Una multitud se acercó este lunes al Fioravanti Ruggeri de la capital rionegrina para responder el llamado a vacunarse.
La larga fila rodeó en forma permanente la manzana de calles Álvaro Barros, Italia, O’Higgins y Mitre mientras agentes sanitarios cumplían su noble tarea con vocación y empatía a pesar de muestras claras de cansancio.
La jornada, con un frío ya invernal aún otoño, fue la primera destinada a personas de entre 50 y 59 años.
En el mismo día se supo de un medio inglés que la Argentina será en breve el país número 9 en producción de vacunas.

- Publicidad -