El intendente Pedro Pesatti emitió una descarnada reflexión en el momento más difícil que le toca vivir a la ciudad en esta Pandemia.
“Quiero contarles que hoy fue otro día particularmente difícil.
Tenemos un pésimo diagnóstico de situación, en el que no quedan más posibilidades que tomar las determinaciones que haya que tomar para revertir este cuadro.
Se vienen nueve días en los que vamos a tener que sostener algunas medidas que van a demandar esfuerzo, pero absolutamente necesario si no queremos lamentar una catástrofe mayor a la que ya estamos viviendo.
En orden a las disposiciones del gobierno nacional, hemos decidido dentro del marco de nuestras competencias que los comercios que venden productos no esenciales, como supermercados y otros espacios de venta, sólo puedan vender productos alimenticios, elementos de limpieza y artículos de higiene personal.
Lo decidimos así para disminuir el tiempo de cada compra. Para que el tiempo de permanencia sea el menor posible, y así todos ser recíprocamente solidarios entre nosotros y con los trabajadores de comercio. Además, de esta forma, creamos condiciones de justa competencia frente a aquellos comercios, de un rubro no esencial, que se verán obligados a cerrar durante estos días.
Todo lo que ha determinado el gobierno nacional se funda en la premisa de evitar males mayores.
Si no frenamos ahora la escalada de contagios la situación será sumamente compleja y triste. El sistema sanitario se verá sobrepasado en su capacidad de atendernos”.

- Publicidad -