La inminencia de anuncios gubernamentales de una posible vuelta a Fase 1 en Viedma ha hecho que la gente se vuelque masivamente a los supermercados de la comarca.

Todo hace prever un cierre de circulación y pocas actividades escenciales.

La necesidad y este abarrotamiento es en si mismo todo un riesgo sanitario.

- Publicidad -