“Creo que debí sanar lo que es sanable. Eso aprendí desde que me manifiestan si el libro es sanador”, explicó Nora Collar, autora de “Relatos Cortos de una Infancia Corta”.
En diálogo con EL TENDAL por FM Signos, la autora radicada en Río Colorado señaló que “no intento ser referencial pero se trata de un libro que quiero que sirva para darnos cuenta”
“Toda una sociedad es testigo de la vida de una persona y se debe despertar el interés en el otro sobre lo que padece la vecina, la alumna, la novia”, agregó.
Nora es asistente social retirada y siempre le escapó a la idea de escribir “porque creía que me faltaba rigor científico y me sobraba subjetividad”, aseguró
La autora detalló que “mi mamá fue abusada y de ese abuso nací yo. Cuando fallece me quedó un espacio, no un vacío, donde me tuve que reencontrar con nuevas metas y desafíos”.
“Espero que la declaración de Interés de la Legislatura rionegrina sirva para que en la sociedad se despierte el interés en la temática”, concluyó

Sintaxis

Leer Relatos cortos de una infancia corta es adentrase en un mundo que nos llena de preguntas. La autora interpela a un sistema que oculta y calla, que invisibiliza el sufrimiento de una niña que podría ser cualquier niña y los dolores de una madre que podría ser cualquier madre.

En Relatos cortos de una infancia corta se narran, en primera persona, las verdades de tantas niñas y de tantos niños, de tantas mujeres que sufrieron y siguen sufriendo las tramas del poder que se ejerce sobre los cuerpos, las mentes y las almas.

Nos obliga a pensar cuál es nuestra función en esos hilos invisibles que atan las voluntades y quiebran las emociones, que persisten más allá del tiempo y que siguen imponiéndose y violentando la vida.

Pero también estas crónicas son letras de reconocimiento a quienes conviven con este dolor, a los que aún lo silencian, a los que sobrevivieron y a la memoria de las víctimas que no pudieron salvarse.

Es entonar un himno a la resiliencia y es proponer un mensaje esperanzador para las personas fragmentadas por la agresión y el abuso.

Es tender un puente para vislumbrar los dolores más profundos y maravillarnos de la fortaleza de la que somos capaces. Nora nos guía con su voz en este recorrido por la marcha de su existencia para despertarnos, para espejarnos y para entender que la historia de Nora es la historia de todas las mujeres.

- Publicidad -