“Malek al 100” ó “Malek entre tal y tal”.
Desde este 3 de abril, y definitivamente para todos los tiempos, residentes, visitantes y turistas que lleguen a Bahía San Blas irán alguna vez a la calle “Malek”, porque cumpliendo con la ordenanza oportunamente aprobada, la calle 35 de la Villa turística troncó en “Gustavo Eduardo Malek”.
Una atinada, justa, merecida e indiscutible designación para homenajear a uno de los principales desarrolladores del “Paraíso de los pescadores”.
Dueño de una calidad de persona pocas veces vista, de elegancia distinguida, Malek generó la plazoleta del pescador, el icónico monumento de ingreso, la oficina de informes, participó de la construcción del hotel turístico, del cámping municipal; realizó gestiones para dotar de luz a la bahía, primero con un motor generador y algunas luces y luego con la cooperativa de electrificación, entre otras obras y gestiones que desarrollaron a Bahía San Blas.
La aristocracia londinense cuenta que, para poder ser socio del Club de Pescadores de Londres, es necesario certificar que se ha pescado en uno de los cinco pesqueros deportivos más importantes del mundo.
Entre esos cinco lugares, figura Bahía San Blas.
Ahora, los londinenses amantes de la pesca deportiva podrán volver orgullosos a la ciudad de la niebla eterna.
Podrán decir que transitaron la calle de Gustavo Malek.

- Publicidad -