La enorme Gesta de Malvinas se vivió con marcada emoción en el Memorial erguido en cercanías del Balneario El Cóndor con la presencia de autoridades municipales, provinciales y representantes de la Armada nacional.
En el lugar, colmado de vecinas y vecinos, se pudo confraternizar con los verdaderos héroes de la Argentina moderna y mantener en alto el recuerdo de los 649 caídos durante el conflicto y los otros tantos ya fallecidos desde que terminaron los enfrentamientos en nuestro suelo insular hace ya 39 años.

Las palabras de Eduardo Berenhendt, vicepresidente de la Asociación de Familiares de los Caídos en Malvinas, hermano de uno de los fallecidos en el hundimiento del Crucero Belgrano, recorrieron los corazones de cada uno de los presentes.
También Darío Cabrera, veterano de Viedma, hizo vibrar los sentimientos patrióticos al poner el acento en las vivencias de las trincheras y la trinchera de la vida después de Malvinas.
En ese contexto, Jorge Torres, responsable de la Comisión de Amigos del Memorial donde se desarrollaró el acto, fue un acertado relato sobre los adelantos que en materia de leyes y reconocimientos se han hecho en Río Negro a los soldados del conflicto.

“Nosotros no vamos a Malvinas; es Malvinas la que viene a nosotros como la única causa justa y noble de la argentinidad”, afirmó el intendente de Viedma, Pedro Pesatti.
El Jefe Comunal reafirmó la necesidad “de con Malvinas reafirmarnos en valores y sentimientos. Malvinas nos obliga a ser solidarios y empáticos”
Agrupaciones Gauchas, Abanderados, la Guardia de Honpr de la Escuela de Cadetes, las medallas entregadas a los Veteranos por parte del Círculo de oficiales de la Policía, la Banda de Música y la interpretación artística de Yamila Zingoni Vinci a la “Canción del memorial Malvinas” de Ramacciotti y Cantos ayudaron a mirar a nuestras islas desde el único monumento ubicado justo enfrente a la Islas de todo el litoral marítimo continental.

- Publicidad -