El rionegrino Martín Soria asumió este lunes como ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, en un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández y desarrollado en el Museo del Bicentenario, en los bajos de la ex Aduana que dan a los fondos de la Casa Rosada
Soria juró alrededor de las 15,30 por “Dios y los Santos Evangelios” en el juramento que le tomó el Jefe de Estado que, previo a la ceremonia protocolar, agradeció a la anterior ministra y dió una cordial y escueta bienvenida al roquense.
Soria, antes a incursionar en la política provincial donde fue legislador, intendente de General Roca y diputado nacional, tuvo su paso por pasillos judiciales importantes ya que trabajó para jueces federales como Galeano y Oyarbide, ambos de polémica actuación.
Al ocupar un rango ministerial federal emula a su padre que, durante el interregno de Eduardo Duhalde fue Jede de la ex SIDE, un puesto de secretario de Estado con categoría de ministro.
En ese sentido es el primer caso en la joven provincia de un padre y un hijo que ocupan altos cargos en ministerios nacionales.

- Publicidad -