(UPCN Río Negro) “Quienes recibimos a cambio de nuestro trabajo un salario como contraprestación tenemos solamente la fuerza de la lucha para poder mejorar las situaciones injustas y de avasallamiento a nuestros derechos. El recorte de alrededor del 75 % en nuestros salarios, perpetrado de forma gradual y constante desde hace 40 meses (mucho antes de la pandemia), es una grosera burla de un gobierno que ha demostrado por activa y pasiva que no le interesan sus trabajadores”, anunció este jueves el gremio estatal UPCN.
Agregaron que “en este contexto, el reclamo por recomposición salarial y la defensa de la dignidad de las y los trabajadores de la Administración Pública de Río Negro sigue creciendo en toda la provincia. La participación se da en las distintas modalidades que los propios trabajadores fueron definiendo. Algunos optaron por hacer paro; otros por retención de servicios de 2 o tres horas; reducción de la jornada a la mitad o asistencia al trabajo pero sin realizar tareas”.
“El paro total de actividades fue la modalidad a la que se plegó la mayoría de agentes del PSA de las escuelas, que son miles de compañeros con salarios que están entre 13.000 y 16.000 pesos por debajo del límite de la pobreza. O sea que, solamente para alcanzar ese indicador límite necesitan un 39 % de incremento en una sola vez y ni siquiera así llegarían a la dignidad de un salario justo. Esa es la situación que el gobierno hace ‘como que no existe’. Hubo localidades de la Línea Sur; del Valle Medio y Alto Valle donde el paro en las escuelas superó el 90 %, incluso en las zonas rurales llegó al 100 %.
En en otros lugares el ‘quite de colaboración’ se hizo notar; como en el Hospital de Villa Regina, donde solamente se atendieron emergencias por falta de personal. El IPROSS de General Roca, con agentes en la calle y los trabajadores y trabajadoras de Rentas; SENAF; oficinas varias; residencias; IPROSS; Registro Civil; Bibliotecas o Salud que participaron del reclamo organizando retención de servicios o reducción de la jornada laboral a la mitad, por lo que ingresaron a sus puestos y se retiraron a media mañana. En muchos organismos se hicieron asambleas de 1 o 2 horas en el momenbto de retención”.

“La merma de las tareas dentro del horario habitual se va sintiendo en la administración. Los trabajadores y las trabajadoras solo tenemos herramientas de protesta y presión sobre la prestación de servicios. Somos responsables con nuestra tarea y ahí también es donde está nuestra lucha. El gobierno ve las miserias que pasamos miles de compañeros y compañeras, pero decide dar vuelta la cara, mientras reconoce a los funcionarios toda la inflación en dos aumentos que suman un 68 %. Ese gesto es todo un símbolo” indicaron.
“En la carpa instalada frente a la Casa de Gobierno arribaron hoy compañeros y compañeras de Valle Medio. Se cortó la calle y toda la mañana estuvo movilizada”, se concluyó.

- Publicidad -