Es un tema delicado la contratación de personas que están en contacto con menores de edad y hoy, varias fuentes confiables y cercanas a nuestro sindicato nos informaban que el gobierno está preparando el ingreso de personal que, sin certificado de antecedentes penales, ni buena conducta, reemplazarían a las compañeras y compañeros porteros que se adhieren al paro convocado por UPCN . “No nos sorprende una acción de este tipo de un gobierno que ejerce irresponsabilidades de manera cada vez más frecuente, pero nos preocupa que personas sin certificado de buena conducta, ni de antecedentes penales ingresen -aunque sea por un día- a establecimientos escolares y estén en contacto con menores de edad. Además, es una exigencia para trabajar en el Estado. Hubo personas que quedaron fuera del ingreso al estado justamente por tener antecedentes penales”, dijo Luis Rosas, secretario de Mesa Directiva Provincial de UPCN y refrente del sector PSA.
A partir de los datos recabados en asambleas y consultas, podemos afirmar que son mayoría las y los trabajadores del Personal de Servicio de Apoyo en las escuelas (PSA) que van a adherir al paro convocado para este viernes 5 de marzo, de manera pacífica como es costumbre de nuestro sindicato. Los compañeros y compañeras viven situaciones económicas angustiantes. “hoy por hoy muchos profesionales de la administración pública tienen salarios por debajo de la línea de pobreza -que el indec ubicó en $56.459 en enero- imaginen el personal de apoyo escolar… miles de ellos apenas pasan los 40.000 pesos por mes, mientras un alquiler ronda los 20.000 ¿Cómo no van a reclamar?”, dijo Rosas.
Si la información sobre el ingreso a las escuelas de personas sin certificado de antecedentes penales y de reincidencia resulta ser así, la UPCN pedirá inmediatamente explicaciones sobre ese accionar ilegal. “Nos trae recuerdos de la época macrista, cuando el entonces gobierno nacional, convocaba a la ciudadanía a ejercer la docencia cada vez que los maestros y profesores hacían paro por reclamo salarial. Una acción propia de un gobierno autoritario y no de un Estado de Derecho, donde la huelga de trabajadores es una herramienta de reclamo lícita para demandar justicia ante una patronal que no escucha”, agregó el secretario gremial de UPCN.

- Publicidad -