Un difícil momento se vivió en el Procrear de ésta ciudad cuando una mujer intentó ocupar una de las unidades habitaciones no entregadas a sus adjudicatarios.
Un efectivo de la empresa de seguridad contratada en ese sector dió aviso a la policía maragata que logró evitar la usurpación.
La mujer sería madre de una niña que la acompañaba al momento del suceso.
El barrio sigue siendo foco de polémica, como la falta de entrega de viviendas y el mal estado de las mismas.

- Publicidad -