(Por Kalo de Macedonia) La ligereza y tenuidad que muestra la dirigencia enquistada en el Frente de Todos rionegrino, especialmente desde el inmovilizado y coptado Partido Justicialista, es tal que hasta un niño de Sala Celeste de cualquier prescolar adivina sus pasos.
Flacos, agónicos y desnutridos en la construcción política, los Doñate y los Soria (junto a la caterva de secuaces y aplaudidores) son sin embargo hábiles, tenaces y con instinto asesino cuando se trata de destruir a una compañera/o en el sólo afán de mantener sus raros privilegios.
Mientras tanto, una incipiente “levantisca” con apenas soplos de viento patagónico comienza a notarse desde vastos sectores del peonismo rionegrino, asquedos de los hijos de, más un secular grupo de cobradores seriales que acumulan una tras otra derrotas electorales y fiascos políticos propios de una asociación ilícita.
Esa brisa que, es de esperar no termine como siempre sucede en el peronismo al sur del Negro: derrota electoral catastrófica: año sabático: medio año de supuestos revolucionarios y después un par se acomoda y el resto a su casa o a la “contra”, se ve en la creación de nuevos partidos como por ejemplo el intento de “camporistas” del alto valle; de adhesión a SUMAR el nuevo partido de “Chiche” Duhalde desde un centro derecha del peronismo provincial y la inminente “corrida” de la maragata María Grandoso de KOLINA por parte de la dirigencia nacional ante su invertebrada e insultante “cobrar sin hacer” que irrita y molesta.

Doñate

El senador ha avanzado mucho en el último año, especialmente en copiar lo peor de sus antecesores, Remo José Costanzo y Miguel Angel Pichetto.
Amaga a bajar de Sierra Maestra en Buenos Aires pero aquí hace lobby como Pichetto para grupos concentrados de la economía rionegrina como con el clásico y recurrente logro de eliminar retenciones a los exportadores que en nada beneficia a los sectores que el peronismo debe representar.
O su ninguneo ante la aberración de la violación a precios máximos a la carne por sus estrechos vínculos a la industria frigorífica.
Como Costanzo mandó a un alter ego conesino pero concejal en Viedma, Luciano Ruíz, a armar la “Liga de Concejales” (Remo por lo menos armó la Liga de Intendentes donde el PJ y sus aliados tenían 22 de las 33 intendencias rionegrinas de entonces gobernando)
Igual que Pichetto y Costanzo defenestra e incumple acuerdos con los que debe hacerlo y corre por los medios de comunicación haciendo zancadillas.
Lo de esta semana sacándose fotos con el titular de Vialidad Nacional junto a María Emilia Soria en Buenos Aires anunciando lo mismo que Gustavo Casas, responsable de Vialidad Nacional en Río Negro, había anunciado un mes antes es propio de un nene caprichoso que pelea con sus amiguitos para ver cuál papá es más inteligente.
Por esos caminos anda el hombre que no ganó ni en su pueblo (5.000 habitantes tiene Luis Beltrán y el de sombrerito blanco perdió por paliza), pero que lleva y muestra a una candidata a diputada nacional para Octubre que, justo es decirlo, puede ser una gran militante pero no la conocen en ninguna Unidad Básica, no sólo porque están cerradas sino porque además Doñate sólo le saca fotos cuando andan en auto.
No copia ni la contracción al trabajo de Costanzo ni la vocación política de Pichetto.
Lástima, un joven que bien pudo hacer las cosas distintas pero que ya eligió el camino de lo peor de sus antecesores: minimizar a los compañeros en la provicia y, como el peronismo gana a nivel nacional, mantener los cargos, sellos y sueldos.

Los Soria

La única y no menor diferencia con Doñate es que los hermanos tiene territorio, lo que Perón enumera como condición número uno en su Manual de Conducción Política.
En ello le llevan una ventaja enorme al ex movilero de LS 11 Radio Provincia de Buenos Aires.
Y con ello salvan la ropa, mientras siguen haciendo de las suyas ahora amagando con una candidatura del pibe Berros al escaño nacional.
Berros es un incondicional que se bajará de la candidatura antes que se lo pida Martín y hermana una vez que arreglen con Doñate lo que a ambos les conviene.
Luego, es lacerante ver cómo perdieron espacio en el bloque de legisladores provinciales a instancias de los pichettitas que aún deciden todo, especialmente los conciliábulos con el oficialismo gobernante vía el “enyesado” Alejandro Marinao, el hombre de las toallitas femeninas a 2 millones de pesos la unidad.

El resto

Claro que entre quienes cobran los beneficios que les regalan los más de 40 mil afiliados al peronismo en Río Negro hay personeros que merecen ser nombrados ya que pasan agachados y siguen haciendo de las suyas.
Landriscini y García Larraburu son como “Las Cíbeles” de las Puertas Alcalá. Todo el mundo sabe que están y de vez en cuando salen en una foto y no mucho más.
Alejandra Más, un cuadro que permitía avizorar una dirigente importante terminó aceptando la presidencia del PJ para acabar mal hasta con su pueblo como se vió en la vergonzante votación de la ley que cambió la forma de elegir las autoridades del Ente de Desarrollo de General Conesa.
El Movimiento Evita anda de parabienes. Tiene a Ayelén Spósito que quiere repetir como diputada nacional y a Silvia Horne ( “La Evita PRO”) repartiendo cargos nacionales en la provincia y cumpliendo acuerdos preexistentes con lo más rancio de la derecha vernácula.
Lo de los cargos nacionales en Río Negro es definitivamente insultante: atienden mal (ANSES Viedma); fueron regalados (ENACOM, Migraciones, Trabajo y Gerencia de Empleo) o están acéfalos (TELAM, Sanidad, SENASA, Seguro de Salud, ENARGAS, Parques, etc). Flaco favor le hacen a Alberto y Cristina como gustan fotografiarse y puede apreciarse aquí.

Por lo demás, una fuente confiable de la gobernadora Arabela Carreras confiaba días pasados cómo se acercan los dirigentes peronistas a hablar con la primera dama en cada pueblo de la provincia que visita.
Todo un síntoma.
Milán Kundera ambientó su famosa novela, “La insoportable Levedad del Ser” en la célebre “Primavera de Praga” de 1968 cuando el régimen comunista detrás de la cortina de hierro tambaleó frente a la juventud, su música, prosa y arte.
Quizás en el peronismo rionegrino algo similar se está gestando.
Es hora que “un elefante no pueda aplastar a una aguja” (#)
(#) Lema de la primavera de Praga

- Publicidad -