La mala gestión y la falta de política de los designados en organismo nacionales en Río negro ya no sorprende ni a propios ni extraños. En la ANSES Viedma se reiteran los reclamos hechos incluso por referentes históricos del peronismo que no salen de su asombro ante lo que sucede.
Y el bloque de Juntos Somos Río Negro no dejó pasar la oportunidad.
Según un comunicado, los legisladores Facundo López y Graciela Valdebenito reclamaron al ANSES que disponga los mecanismos necesarios para mejorar la atención de los y las ciudadanas que concurren a la delegación del organismo nacional en Viedma.
En ese sentido, los parlamentarios de Juntos Somos Río Negro confeccionaron un proyecto de comunicación dirigido a la titular de la Administración Nacional de Seguridad Social, Fernanda Raverta, y a la jefa de la UDAI Viedma, Evelyn Rousiot, en el que solicitan “la necesidad de disponer de manera inmediata los mecanismos y la organización, que permita superar los actuales inconvenientes que se suscitan en la atención presencial”.
También pidieron “el adecuado otorgamiento de turnos a los ciudadanos y ciudadanas que concurren al organismo nacional en su sede Viedma, solicitando que se maximice la capacidad de atención de reclamos o evacuación de informes de las rionegrinas y rionegrinos que diariamente recurren a la ANSES para realizar diferentes trámites”.
La iniciativa de López y Valdebenito se basa en que en los últimos días han existido fuertes reclamos sobre la dificultad de acceder a dichos turnos vía on line o informática, y la imposibilidad de gestionarlos telefónicamente, advirtiéndose que muchas personas se quejan de la falta de atención, en tanto es imposible lograr que alguien del organismo nacional les dé respuesta, por cualquiera de los medios publicitados.
Existe una preocupación ya que los ciudadanos padecen fuertes restricciones de acceso a los servicios que brinda el ANSES, en tanto no franquea el paso a quienes no acceden a servicios informáticos ni poseen ayuda de familiares, amigos o terceros.
Además, los legisladores indicaron que “tampoco parece prudente ni adecuado que se recurra como ya se ha hecho en la localidad rionegrina de Allen, a brindar atención en las unidades básicas del Partido Justicialista, sino que las soluciones deben ser integrales, permanentes y sobre todo institucionales y no de índole proselitista”, concluyeron.
“Volvimos para ser mejores”, anunciaba un recién elegido presidente Alberto Fernández hace un año y medio atrás.
En Río Negro esa parte el discurso no la escuchó nadie

- Publicidad -