Encuentros furtivos, denuncias de fiestas clandestinas y reiteradas acciones persuasivas tuvieron a la Policía con mucha tarea, especialmente de disuasión en la noche del sábado al domingo.
Al menos dos denuncias telefónicas llegaron a la unidad policial del Balneario El Cóndor sobre fiestas con música y mucho ruido pasadas la 1 de la madrugada.
Una vecina llegó incluso a publicar textualmente en redes sociales su diálogo con operadores de la subcomisaría de El Condor en la madrugada del sábado en que la habrían “mandado a dormir” (“usted no duerme nunca señora”, le habrían espetado del otro lado de un teléfono que luego no atendió en toda la noche. Esto último luego de haber logrado la policía hacer “apagar” la música, aunque siguieron los ruidos molestos)
En tanto, las fuerzas de seguridad lograron desactivar al menos un encuentro organizado en la costanera viedmense entre las calles Jofré y Alvear donde, aprovechando la escasa luz, comenzaron a reunirse un grupo de jóvenes con bebidas y conservadoras.
Detectados, fueron dispersados por los efectivos a la vez que la mañana del domingo dejaba ver bolsas de hielo diseminadas por el cespéd.

Informe oficial

La Jefatura de la Policía rionegrina, a través del área de Comunicación del gobierno, dió a conocer un comunicado de prensa al respecto con declaraciones del nuevo Jefe, el Comisario Tellería.
“La Policía de Río Negro continúa realizando trabajos de prevención y control para evitar la circulación de personas en horarios no permitidos y asimismo desalentar la organización de fiestas clandestinas.
En ese sentido, el jefe de la Policía de Río Negro Osvaldo Tellería, resaltó que desde antes de que se establezcan las nuevas medidas de restricción, las fuerzas de seguridad viene llevando a cabo importantes trabajos de manera articulada con el Ministerio Público Fiscal para desarticular las llamadas fiestas clandestinas, las cuales representan un gran riesgo para el contagio de COVID-19.
“Se articuló a través de la Secretaría de Estado de Seguridad y Justicia y el Ministerio Público Fiscal e incluso con algunos municipios, que ante el requerimiento por un evento que se considera clandestino, en un principio se presente el personal policial y se haga saber que están incumpliendo a los decretos tanto nacionales como provinciales y se los invita a desistir de continuar con la fiesta”, indicó Tellería quien comentó que de esta manera se lleva a cabo un trabajo de concientización sobre la prevención y los cuidados.
En el caso de que los responsables de la fiesta no hagan caso a las directivas del personal policial, se pone en conocimiento a la Fiscalía, se trabaja para desocupar el lugar, se identifica a las personas y se notifica e imputa los responsables por violación al artículo 205 y 239 e incumplimiento de los decretos nacionales y provinciales.
Tellería explicó que hasta el momento se han desarticulado encuentros de este tipo en Bariloche, Cipolletti, Viedma, y Choele Choel entre otras localidades mientras que en General Roca se hizo lo propio con un evento autorizado pero que superaba la asistencia y horario permitido.
El jefe policial recordó que para dar cumplimiento a las restricciones establecidas “hoy en día se está haciendo un control aleatorio en diferentes puntos de las ciudades por las distintas unidades a través de un plan operacional articulado mediante la Dirección de Seguridad”.
Por otro lado, si bien pasaron pocos días de las nuevas medidas, señaló que “las restricciones se han venido cumpliendo o al menos se visualiza que en los horarios que está restringido, las personas no han circulado” indicó Tellería, y agregó que “lo que sí, consideramos que cada ciudadano tiene que tomar conciencia de la situación que estamos viviendo, tiene que colaborar con el Estado a través de todas las instituciones y en este sentido en el cuidado personal”.

- Publicidad -