A manera de Correo de lectores un número importante de vecinas y vecinos se manifestaron enfáticamente contra los órganos de control (el municipio de Viedma) ante lo que creen el incumplimiento de la ordenanza que establece “estruendo cero” en cuanto al uso de pirotecnia en la capital provincial.
La misiva fue publicada textualmente en este y otros medios y sintetiza un acto reflejo de una parte de la vecindad ante lo ocurrido el pasado 24 de diciembre por la noche y madrugada del 25.
EL TENDAL constató que desde el área de Subsecretaría de Protección Ciudadana de la comuna se llevaron a cabo durante más de tres meses operativos de control, concientización y prevención ante comercios relacionados al rubro de fuegos de artificio.
Las inspecciones se acrecenatron en los días previos a la navidad.
En total se labraron 51 actas de notificación en otros tantos comercios del ramo o habilitados para venta de pirotecnia autorizada.
Los propios mayoristas del rubro en la ciudad certifican ese tipo de controles que apuntan fundamentalmente al cumplimiento de las normas vigentes.
Como en el caso del coronavirus, donde es evidente la falta de aprehensión a las normas de prevención con una simple recorrida por paseos, balnearios y arterias comerciales de la ciudad, el uso de pirotecnia prohibida parte de un estricto acto de conciencia.
¿Hubo pirotecnia de estruendo? Si
¿Faltaron controles? No
Hay un dato significativo que nadie parece reparar: no hubo informe oficial o mediático que señalara la presencia de heridos o quemados por el uso de pirotecnia en la guardia del hospital, algo que era una constante en años anteriores.
Desde el gobierno comunal se expresó “que se hicieron todos los controles y actividades necesarias en un trabajo como nunca antes se había realizado”.
Algunos inescrupulosos y mercado libre, hicieron el resto.

- Publicidad -