Carlos Leiza fue un sabio.
Dueño de una capacidad de aprendizaje constante, se destacó por su clara visión sobre cómo, con quiénes y hacía dónde estaba el real desarrollo del IDEVI.
Con su esposa Olga proyectó un lugar que serviría de ejemplo: la parcela número 23, ubicada en el Camino 9 del complejo de chacras y regadío más grande de sud américa.

Almíbares y aderezos

Él siempre supo que, al cambiar las relaciones del mundo del trabajo en los 80 con el neoliberalismo, la alternativa era agregar valor en pequeña escala a la producción de esas unidades de 20 hectáreas y aprovechar el turismo rural y el eco turismo.
Una canasta de productos que incluye almíbares y vinagretas; licores, desecados y trabajo, mucho trabajo.
Aunque en este 2020 las heladas se llevaron los duraznos, aún producen aquellas primeras plantas que se sembraron ni bien el reginense pisó este suelo.

Josefina Ordáz y Andrés Leiza habitan el lugar y atienden al visitante aportando simpatía, conocimiento y mucha calidez.
Hace un tiempo dejaron las diagonales platenses y una sólida cartera de clientes en Diseño Gráfico y Marketing para dedicarse también a la producción, elaboración y turismo receptivo.

Viedma, capital nogalera del país

El lugar cuenta con máquinas de secado de nogales y todo se realiza bajo estrictas normas nacionales e internacionales de elaboración de alimentos

Zoopilote integra la cadena de producción de nogales del Valle de Viedma, considerado desde hace un lustro el centro nogalero más importante del país.
Aquí se cuenta con tecnología que permite, por ejemplo, que la cáscara de la misma nuez que se seca sirva de combustible y luego ese polvo es abono en nuevas plantaciones.

Manteniendo la cultura que dejo Carlos, tampoco se detiene la investigación y el conocimiento.
“Hemos implantado una especie que, si bien no da tanta nuez, si asegura calidad y resiste las condiciones del clima del lugar”, explica Andrés

El encanto de Zopilote

“Zopilote” nació fruto del enorme amor de Carlos y Olga.
Tanto que ese nombre está relacionado al modo cariñoso con que él llamaba a su novia de amor permanente.
Olga es el reaseguro de la historia y la calidad del lugar.

En ella se resumen la dura lucha para que el producto llegue a la góndola de las grandes cadenas de supermercados; para que se instale la marca; para que se los respete como un producto regional donde la calidad siempre superó a la ambición

Recorrer la Parcela 23 en el Camino 9 del complejo IDEVI es un enorme placer a la vez que permite conocer mucho de lo que productores y familias brindan cada día los 365 días del año.
Un lugar para recorrer y disfrutar y donde adquirir verdaderos regalos regionales para visitantes o visitados
Un lugar para conocer la bella historia de “Zopilote”, el sueño que Carlos Leiza tuvo con su esposa y familia que es toda una realidad.
Tan real como las rosas multicolores plantadas por Carlos para Olga y que aún hoy adornan el ingreso.

- Publicidad -