“Parece que cuando nos empezamos a ocupar de la Ruta 23 algunos se empezaron a preocupar”, aseguró el titular de Vialidad Nacional en Río Negro, Gustavo Casas.
En EL TENDAL por FM Signos el arquitecto viedmense señaló que “es indudable que el verbo hacer trae algunos trastornos en las personas que no entienden que hay políticas de Estado y que debe jugarse en la cancha grande”
Casas recordó que las obras estuvieron virtualemente paradas durante mucho tiempo del gobierno de Macri. “Es mucho lo que cuesta el abandono. Lo que nadie evalúa es lo caro que sale parar una obra. Así que reponer cosas, volver a anadar lo desandado es muy duro y cuesta el doble muchas veces”, agregó
Para Casas “vamos a tener una ruta espectacular que la vamos a poder disfrutar antes que termine esta gestión en el 2023. Hoy estamos en la etpa más difícil, ya que si bien es con paisajes hermosos, la montaña es el terreno más duro para construir”.
El funcionario resaltó “el silencioso pero efectivo trabajo que se está haciendo en la ruta 22, otra vía clave en nuestra provincia”
“Yo quiero que nuestras máquinas pasen por cada entrada de pueblo y ciudad por donde pasa una ruta nacional”, expresó y añadió que “no se puede pasar a un pueblo como alambre caído. No quiero descalificar pero estaban acostumbrados a diseñar lo mismo para mencué que para Bariloche. Cada poblador merece ser escuchado y merece disfrutar la obra”
Casas aseguró que “se trata de obras que hacen al bien común, por eso los rionegrinos tenemos que hacerlo en forma conjunta y nosotros en Vialidad Nacional estamos abiertos a todos”.
Sobre la crítica rápida para el actual gobierno nacional sobre la ruta 23, que no se escuchaban en el otro gobierno que si paralizó las obras “como en Jacobacci” donde hoy trabajadores y vecinos recuperaron el entusiasmo.
“El otro día escuché en la inauguración de obras en Bariloche un discurso cuasi peronista de la gobernadora y luego lo escuché a Facundo López casi como un macrista. Da la impresión que van a Buenos Aires y se visten de peronistas para lograr cosas y acá actúan comomacristas. Deben darse cuenta que son políticas de Estado y nosotros no hacemos diferenciaciones. Uno no pide que no critiquen, pero alguna vez podrían aplaudir”, ironizó.
Casas igualmente concluyó con que “al criticar la ruta 23 o la 22 en definitiva ayudan a mantener el tema y eso sirve en la medida que acercamos respuestas concretas”

- Publicidad -