Comenzó el operativo “re-elección”.
La gobernadora Arabela Carreras, que muy rápido dijo que su intención no era postularse para un nuevo mandato dentro de tres años, ya comenzó a volver sobre sus pasos e inició el camino de la “re”.
El último sábado la barilochense se reunió en secreto con un ex gobernador radical de la provincia de Río Negro.
Repasaron tiempos y recordaron figuras que ya se han ido.
Desde “el Beto” Icare hasta “el Gringo” Soria.
Como se sabe, desde tiempos inmemoriales, para construir poder en política lo primero que hay que hacer es sacarse de encima al que otorgó ese poder.
Así que rápidamente la charla derivó en el actual senador de JSRN.
En realidad, los interlocutores tienen mucho en común: de la nada llegaron a cargos claves y de ahí a gobernador/a.
Y ambos llegaron por consejo de un roquense.
Al radical lo recomendó en su momento un abogado.
A ella, un psiquiátra.
Pero ambos de Roca.
El cónclave se organizó desde la oficina de al lado del despacho de la mandataria.
Se escucharon risas.
Se sabe que el radical tiene un fino humor, propio de esa mezcla particular que regala la simbiosis de sangre italiana y croata.
-“Hay que empezar a romper cadenas…y con mucho ruido…”, fue la recomendación mientras vía pantalla de celular se mostraban los renglones que el alias de famoso pintor maragato había escrito sobre Luis “Agencia” Ayestarán.
El verano dirá si “la energía” de la mandataria alcanza para estallar eslabones.
Por lo demás, de los cuatro gobernadores radicales que tuvo Río Negro desde 1983, sólo uno está vivo…

- Publicidad -