(UPCN)Las y los trabajadores del Registro Civil inician este 1º de diciembre medidas de fuerza en reclamo de la actualización de los adicionales (que no tienen aumento desde enero de 2018); de los incentivos; el reconocimiento de su status de trabajadores esenciales (plus pandemia); la incorporación al recibo de sueldo del bono de presentismo y que el pago de la diferencia perdida en la recaudación del fondo del incentivo sea retroactiva al mes de abril de este año.
La medida consiste en retención de servicios por 2 horas, de 10:00 a 12:00 y se extenderá por tiempo indeterminado y de manera progresiva hasta tanto no haya una respuesta concreta que “asegure para antes de fin de año el cobro de lo solicitado”.
La UPCN avala y acompaña la decisión tomada en las asambleas que se hicieron en todas las dependencias provinciales del organismo. Los trabajadores y trabajadoras expresaron públicamente el rechazo a la respuesta que el gobierno acercó la semana pasada donde, entre otras cosas, decía que “tiene un proyecto en carpeta” para la actualización de los montos adicionales. En una nota enviada al director del organismo, las y los compañeros rechazan rotundamente la contestación del gobierno ya que “estamos cansados de recibir como respuesta proyectos que llevan años y no son concretados”, dicen mientras exigen que el pago de lo reclamado se haga en este último mes de 2020.
Nuestro sindicato notificó esta mañana sobre lo resuelto en asamblea a las autoridades del Gobierno de la Provincia de Rio Negro, destacando que “el salario tiene carácter alimentario y (…) la situación actual genera graves perjuicios de índole económico, material y moral”.

- Publicidad -