LLamó la atención la ausencia del vicegobernador de la provincia en el acto de presentación del Presupuesto 2021 en Río Negro.
Ya desde el fin de semana se especulaba sobre la realización de un asado de camaradería donde participaron legisladores, un ministro y un periodista -(a)”el petiso”- y donde habría estado el presidente del parlamento junto al intendente de Bariloche, Gennuso.
En todo acto relacionado al Presupuesto debió haber estado el vice y mucho más este que de números sabe y bastante.
Mientras tanto, crece la preocupación entre trabajadores del palacio de las leyes, aunque es justo señalar que desde el gremio APEL no se ha dicho ni hecho nada.
También es justo decir que nos es un gremio que haga mucho por defender intereses de empleados, a no ser que estos estén en algun negocio de bienes raíces.
Volviendo al asado en este último como en todos los casos el encargado de comprar la carne es el ministro.
Precavido, lo hace en tres carnicerías distintas para que nadie sospeche de la cantidad de comensales que superan holgadamente el permitido por el protocolo.
La propia custodia hace chistes al respecto.
Por controlar el asado al ministro se le escapó un funcionario de su área viralizando un audio, justificando groseramente la aparición de 3 millones en un bolso en una camioneta oficial.
En el medio, los medios que sabrán si lo pasan al aire o no.
Como el gobernador de Santa Fe que anda más enojado que bicho canasto con los cascarudos de la laguna de Cuñafli en los pagos de Elortondo a la vera de la ruta 9.
El que nunca está en esos asados es el otro ministro, cancerbero de los pura sangre de otrora gran caudillo, que suele cruzar el cantero de 25 de mayo con cajas de caros y dulces chardonay de las altas cumbres.
La alegría del mejor Malbec no fue cuento.
Vino con Cata

- Publicidad -